Importancia del O2 en el sustrato


Nota del autor: En el número de marzo 2009 de Productores de Hortalizas discutíamos la conexión entre riego y oxígeno, así como la utilidad de la estrategia de riego para fomentar un flujo continuo del vital elemento en la zona de la raíz. El presente artículo versa sobre la función del oxígeno en cuanto a optimización de eficiencia de las raíces, productividad de la planta y calidad de frutos.



Las raíces son órganos aeróbicos, por lo que una deficiencia de O2 podría ser fatal. El crecimiento de las raíces " ” fase de la actividad de la planta que requiere una cantidad de O2 adecuada " ” y toda la actividad biológica que tiene lugar en la zona de la raíz, consume O2 de manera continua, día y noche. La optimización del contenido de O2 en la raíz es crítica para la absorción eficiente de nutrientes suministrados al cultivo. Las raíces que crecen en un ambiente con más de 85% de humedad (anegado) o menos del 30% (árido) sufren estrés y presentan un ritmo de actividad extremadamente bajo y en consecuencia, un ritmo bajo de absorción de nutrientes y de agua.



Las raíces que crecen lentamente o que producen pocos terminales nuevos, no absorben calcio adecuadamente (riesgo de pudrición apical) ni otros nutrientes que podrían desembocar en problemas fisiológicos de maduración de fruto. El Ca es absorbido por la zona no suberizada más joven, ubicada inmediatamente detrás de los terminales de las raíces en crecimiento.



Consumo de oxígeno



Algunos productores piensan que cuando riegan proporcionan a las raíces de las plantas una cantidad de O2 más que suficiente. Esto no es así, debido al ritmo de consumo de O2 por las raíces de las plantas y al intervalo de tiempo entre sesiones de riego.



Las raíces sólo pueden tomar el O2 disuelto en agua en los poros llenos de aire en el sustrato. A una temperatura del agua de 20ºC, la cantidad de O2 que puede ser disuelta en el agua de riego es 9.1mg/L. A 30ºC, es menos de 7.1mg/L.



Cada planta adulta consume en el sustrato, de 46 a 184 mg de O2/h o de 0.77 a 3.1 mg de O2/min, con un rango de temperatura de sustrato de 20 a 31ºC. Cuanto más cálido esté el sustrato, mayor será el ritmo de consumo de O2 por las raíces, como resultado de un ritmo de respiración más elevado a nivel de las raíces. En consecuencia, el O2 contenido en el agua y entregado a las plantas a través del sistema de goteros, no puede sostener por sí solo la actividad de las raíces.



Además, a medida que desciende el nivel de O2 en la zona radicular, los niveles de productos de respiración de las raíces (CO2 y etileno) ascienden. Las acumulaciones de estos productos pueden inhibir el crecimiento radicular, ya que es importante que esté presente la composición completa del gas en la zona radicular para el desarrollo general de la planta. Grable (1996) sugirió que las raíces al respirar consumen unas nueve veces su volumen de O2 cada día. Por tanto, es necesario que el O2 absorbido por las raíces en la zona radicular sea remplazado a un ritmo suficiente o peligrará la respiracion, o lo que es lo mismo, el funcionamiento adecuado de la planta entera.



Raíces y estomas



La investigación ha indicado claramente que existen varios factores que interaccionan para afectar a la relación entre disponibilidad de O2 en la zona radicular y grado de cerramiento estomatal. Estos factores incluyen temperatura en la zona radicular, edad de la planta, estado de nutrición mineral y duración y grado de hipoxia. A medida que el contenido de O2 desciende, la acumulación de ácido abscísico en las hojas asciende y ello provoca el cerramiento de estomas, lo cual causa una reducción en la absorción de CO2 por las hojas, resultando en un descenso de la actividad fotosintética. Con la reducción de la fotosíntesis viene la reducción del crecimiento de la planta, del desarrollo de las raíces y de la producción de frutos.



Por esta razón, los productores deben regar con mucha frecuencia en los momentos del día en los que el consumo de O2 en las raíces (ritmo de respiración) es más alto, con el fin de generar un drenaje suficiente de manera que el O2 sea empujado hacia el interior del sustrato para contribuir a una actividad óptima de las raíces.



Una estrategia de riego apropiada crea un equilibrio entre los espacios de los poros repletos de agua y los repletos de aire en el sustrato y crea drenaje suficiente para que el O2 penetre en el sustrato en cantidades adecuadas para satisfacer la demanda de respiración en las raíces.



Actividad biológica



Las raíces no son las únicas que consumen grandes cantidades por minuto, sino también la actividad biológica en el sustrato. Esta actividad biológica se manifiesta en forma de organismos benéficos (Trichoderma, Gliocladium, Steinernema, etc.) que han sido agregados por el productor, así como organismos patógenos (Pythium, Phytophthora, Verticillium, etc.) que hayan invadido el sustrato.



En el caso de sustratos orgánicos tales como fibra de coco, debe tomarse en consideración la edad o madurez del sustrato. Materiales inmaduros o no compostados en los cuales el nivel de actividad biológica es muy alto (p.ej. el proceso de compostaje no ha sido completado), no sólo contendrán un nivel alto de Ácidos Grasos Volátiles (AGV) sino que el ritmo de consumo de O2 también será muy alto debido a la presencia de organismos biológicamente activos que están presentes y en proceso de descomponer la materia orgánica. Se ha demostrado que la presencia de AGV en la composta ha demorado el crecimiento de plantas de hortalizas cultivadas en recipientes. Los sustratos inorgánicos no presentan tendencias de reducción de O2 como resultado de un proceso de compostaje incompleto, no se descomponen ni contienen, al menos al principio, organismos biológicamente activos que puedan consumir O2.



Configuración del sustrato



Esto nos lleva al asunto relativo a la configuración del sustrato discutido en artículos previos. Una columna de sustrato alta (25 a 30 cm) se drena demasiado rápido; es decir, el agua pasa a través de las raíces con demasiada rapidez como para que las raíces sean capaces de absorber agua u O2. Además, la zona más activa de la raíz se encuentra de 5 a 7 cm por debajo de la superficie del sustrato. Ésta es la zona en la cual son generadas la mayor parte de las raíces nuevas, y en consecuencia es la zona con mayor actividad en cuanto a absorción de nutrientes tales como calcio (El Ca es absorbido más activamente tras la cofia de la raíz en raíces no suberizadas).



Por otra parte, existe la falsa creencia de que las raíces en una columna alta de sustrato tienen acceso a gran cantidad de aire. Lamentablemente, las raíces de tomate, pepino y pimientos no pueden absorber oxígeno directamente del aire. El O2 debe ester disuelto en agua para que las plantas puedan absorberlo. En consecuencia, es esencial que la zona con raíces más activas tenga la cantidad de agua y O2 adecuada presente en todo momento para mantener un desarrollo saludable de las raíces y la absorción de nutrientes.



La configuración óptima del sustrato para producción de tomate, pepino y pimiento es una con forma de salchicha de 100 x 20 x 12 cm en el caso de sustrato de fibra de coco, y de 100 x 20 x 7.5 cm para lana de roca. Esta configuración proporciona la mejor oportunidad para crear un equilibrio entre los espacios de los poros de aire y los de agua; proporciona el contenido de agua adecuado a través del sustrato y un ritmo de drenaje controlable y apropiado a lo largo del día. Los productores que no proporcionan el drenaje suficiente durante el día están sofocando a sus plantas.



Drenaje suficiente



El uso de plantas de tomate injertadas no sólo tiene la ventaja de proporcionar una planta más vigorosa, mejor calidad de fruto y una producción mejorada en la segunda etapa del cultivo, sino que el portainjertos está mejor adaptado al uso eficiente del agua, absorción de nutrientes, resistencia a enfermedades y habilidad de soportar niveles de O2 más bajos en el sustrato. Pero ¿que significa " œdrenaje suficiente"  a través de un día de riego? Pensemos en un día de riego con cuatro (4) periodos:



En el Periodo 1 (entre el alba y las 10:00 de la mañana) el productor debe preocuparse principalmente de incrementar el contenido de agua en el sustrato de manera que esté preparado para las demandas de transpiración del cultivo. La cantidad total de drenaje durante P1 requiere un promedio del 15% de drenaje y normalmente tiene lugar en la última sesión de riego del periodo.





El Periodo 2 (pico de luminosidad solar o desde las 10:00 h a las 15:00 h) o " œperiodo de drenaje,"  es empleado para proporcionar suficiente O2 (y agua) a las raíces, para mantener el control sobre CE y pH en el sustrato, y para eliminar algunos productos de respiración no deseables. Durante P2 las demandas de transpiración, y en consecuencia las demandas para funcionamiento eficiente de las raíces, serán las más elevadas. Dependiendo de la intensidad luminosa prevaleciente (luminosidad total), P2 va a crear la mayor cantidad de drenaje, y durante la época del año más cálida y con mayor luminosidad, podría ser necesario obtener un drenaje de 40 a 50% para satisfacer las demandas de O2 de las plantas y proporcionar influencia vegetativa.





El Periodo 3 es de transición antes de la noche y se define como el intervalo de tiempo entre las 15:00 h y el ocaso. El drenaje en P3 puede oscilar entre 15 y 20%.





El Periodo 4 se emplea sólo si la temperatura nocturna es elevada (>25ºC) y en consecuencia el ritmo de respiración de las raíces es todavía elevado. Como resultado, las sesiones de riego durante la noche son la excepción y no la regla y sólo se aplican si el sustrato lo requiere.



Conclusiones



Si a los productores les preocupa el costo asociado con los porcentajes de drenaje, deberían adoptar un programa de reciclaje. Esto no sólo reduce sus costos de fertilizante en un 30% aproximadamente, sino que también preserva el medioambiente. Aunque el productor no pueda ver la actividad en la zona radicular, debe ser consciente de las necesidades de O2 de las raíces, de modo que éstas puedan operar de manera óptima. Si se presta atención cuidadosa a las necesidades de las raíces, será posible optimizar la producción y la calidad del fruto a lo largo del año.


Leer Completo...

Fertirrigación


La fertirrigación, como el nombre lo indica , es la aplicación de fertilizantes con el agua de riego: Fertilización + Irrigación.





Al utilizarla apropiadamente, la fertirrigacion tiene muchas ventajas sobre otros métodos de fertilización: ahorra tiempo y mano de obra, la aplicación de fertilizantes es más precisa y uniforme, y la absorción de nutrientes por las raíces es mejor.





En fertirrigación, se preparan las soluciones madres de fertilizantes de antemano y entonces se inyecta la solución en el agua de riego.





Métodos de Fertirrigación





Los métodos más comunes de fertirrigación son la fertirrigación cuantitativa y la fertirrigación proporcional.





La fertirrigación cuantitativa es comúnmente utilizada para aplicar los fertilizantes a los suelos. En este método de fertirrigación, el productor decide en primer lugar la cantidad de fertilizantes que debe ser aplicada para cada área (por ejemplo kg / ha, lbs / acre). Esta cantidad de fertilizantes es entregada a través del agua de riego.





La fertirrigación proporcional es utilizada sobre todo en medios sin suelos y en suelos arenosos. En este método de fertirrigación se inyecta una cantidad definida de solución fertilizantes en cada unidad de agua que fluye a través del sistema de riego (por ejemplo, l/m3, lbs / gal).





Los niveles de nutrientes son determinados por su concentración en el agua de riego. La mayoría de los productores que utilizan la fertirrigación, utilizan las unidades de ppm (partes por millón) o mmol/l.





Sistemas de Fertirrigación





Algunos controladores de fertirrigación le permiten al productor determinar directamente la proporción de inyección, mientras que otros controladores requieren la aportación de parámetros de tiempo y flujo caudal de riego, la duración de riego, las capacidades de los inyectores y la duración de inyección).





La fertirrigación eficiente requiere conocimiento y un manejo adecuado. En fertirrigación, la fertilización es una parte integral del sistema de riego y por lo tanto, el sistema de riego- la fertirrigación tiene que ser apropiadamente diseñada.





Fertilizantes utilizados en fertirrigación





No todos los fertilizantes pueden ser utilizados en fertirrigación: sólo los fertilizantes solubles son apropiados. Diferentes fertilizantes difieren en su solubilidad.


Leer Completo...

Tomate hidropónico


En los cultivos en invernadero con hidroponía el tomate es hoy por hoy el cultivo más extendido. Tras diez años del primer ensayo, en Navarra, España, tiene cierta relevancia.



La región navarresa es conocida por su moderna horticultura intensiva al aire libre. Actualmente tienen varias marcas de IV gama produciendo hortalizas, la italiana Dimedissi con acuerdos empresariales con las cooperativas navarras (Grupo AN) y la transnacional Florette. Navarra tradicionalmente ha sido cuna de una industria agroalimentaria muy eficiente en hortalizas de conserva y congelados. Son famosos sus espárragos, los pimientos del piquillo, las alcachofas, coliflores y champiñones.



En el ITGA tienen una publicación sobre en qué consiste la hidroponía, este artículo se publicó en su día por: Ricardo Biurrun; y Javier Sanz, Amaya Uribarri, Salomón Sádaba, Goyo Aguado y Juan del Castillo. De este artículo es también el esquema que acompaña a esta entrada





Fertilización carbónica



Actualmente el ITGA dentro del Proyecto Cenit Sost CO2, financiado en España por el CDTI, y en el que participa la compañía eléctrica Iberdrola y el IRTA de Catalunya, se valora el interés, ventajas e inconvenientes de la fertilización carbónica, es decir el uso de CO2 como fertilizante en la horticultura de invernadero. Uno de los objetivos del proyecto seria valorar la aplicación de CO2 proveniente de centrales de ciclo combinado, como la que tiene la eléctrica Iberdrola en Castejón y utilizar este CO2 en los invernaderos.



Los cultivos captan el CO2 atmosférico para realizar la fotosíntesis, produciendo de esta manera hidratos de carbono que forman parte de los vegetales (hojas, frutos). Al incrementar la concentración de CO2 en el



ambiente, la tasa de fotosíntesis aumenta, originando una mayor producción en los cultivos, de forma natural





Libro de cultivos hidropónicos



Por otra parte también el ITGA tiene publicado actualmente un Manual de cultivos hidropónicos en invernadero, Guía técnica de sus principios y manejo. Su precio es de 25 €. De este libro son autores: Juan Antonio del Castillo, Amaya Uribarri, Gregorio Aguado, Javier Sanz de Galdeano, Maite Astiz y Salomón Sádaba





En breve: " œcultivar sin suelo" 



Un sistema de cultivo hidropónico se basa en un mayor control de los factores que influyen en el desarrollo de las plantas. De este modo se consigue que la nutrición y las condiciones ambientales se aproximen más a las necesidades de cultivo, obteniendo así mayores producciones de calidad.



En Navarra se ha generalizado el sustrato a base de perlita. Como es sabido es un sustrato inorgánico que no es biodegradable como la lana de roca. La fibra de coco es otra de las opciones. Actualmente los fabricantes de sacos de cultivo con fibra de coco incluyen mejoras para acertar con la homogeneidad que precisan estos sustratos.



La fibra de coco es un sustrato con mayor capacidad de retención de agua, contiene sales y es bioquimicamente activo..



En España hay 35.000 hectáreas de invernaderos. En las costas de Granada y Almería, entre 6 y 8.000 hectáreas se cultivan fuera del suelo. En la finca La Nacla, que dirige Ignacio Escobar, de la Caja Rural de Granada, han experimentado durante 10 años sobre estos tipos de cultivo, y publicado por Matías García Lozano y Teodoro Moreno, el resultado de sus trabajos.


Leer Completo...

data:olderPageTitle