El Balance Nutricional en el Suelo o Sustrato






Autor: Ing. Fernando Hernández





Manejar la fertirrigación permite dosificar el agua junto con los nutrientes que necesitan los cultivos a lo largo de su ciclo productivo, decidir cuándo y cuanto fertilizar depende del conocimiento que tengamos del balance nutricional del suelo o sustrato, para ello debemos conocer la cantidad de cada nutrientes que tiene el suelo o sustrato originalmente, y cuantificar las entradas en forma de fertilizaciones, así como las salidas en forma de extracción del cultivo. Este documento profundiza más sobre este tópico para ayudar a optimizar el fertirriego.







Balance Nutricional



En el agua de riego se aportan nutrientes al balance nutricional









Para no repetir conceptos, la definición de balance la realizamos en el artículo de balance hídrico, que recomendamos leer antes de leer este documento por ser varios aspectos presentes en ese artículo base de discusión de lo que trataremos en este escrito.





El balance nutricional no se diferencia mucho del balance hídrico, los fertilizantes suelen desplazarse con el agua y la dinámica del agua explica en gran medida la dinámica de los nutrientes con algunas excepciones que serán expuestas más adelante.





Si el balance nutricional se desarrolla para definir cuando y cuanto regar, el balance nutricional define con que, cuanto y cuando fertilizar, la combinación de los dos balances define con que, cuando y cuanto fertirrigar.





Las entradas de nutrientes ocurren por fertilización, aplicación de materia orgánica, sedimentación de suelo contenida en el agua desplazada de tierras más altas, el polvo que tiene el aire que puede contener nutrientes, también puede subir del suelo profundo cuando ocurre capilaridad (descrito en el artículo sobre balance hídrico) y finalmente por nutrientes contenidos en el agua de lluvia y en el agua de riego.





También hay que considerar como entrada la fijación biológica, tanto simbiótica como no simbiótica del nitrógeno que no será discutido en este documento.





Las salidas de nutrientes ocurren por consumo de los cultivos y las malezas, erosión tanto hídrica como eólica, lixiviación, fijación en las partículas de suelo y volatilización sólo en el caso del nitrógeno.





Entradas de nutrientes al balance nutricional del suelo



La fertirrigación incorpora fertilizantes al agua que luego incrementan el saldo del balance nutricional





Como mencionamos anteriormente las entradas por fertilización ocurren tanto con abonos edáficos que se aplican al suelo, como por los fertilizantes que se incorporan al agua de riego en el proceso conocido como fertirrigación.





Si el fertilizante es aplicado al voleo en la superficie del suelo, no se debe considerar que el suelo recibe todo ese fertilizante, ya que pueden ocurrir pérdidas importantes, principalmente por los fertilizantes desplazados con el agua de escorrentía cuando ocurren lluvias intensas o cuando se maneja mal el riego por aspersión produciendo mucha agua de escrorrentía.





En el caso especial del nitrógeno ocurren pérdidas por volatilización, el caso más estudiado es con la urea que si se aplica al voleo con el suelo seco o si hace mucho sol puede perderse casi en un 100%. También las pérdidas de urea son importantes si la aplicación es superficial y los suelos son de un pH superior a siete.





La aplicación de fertilizantes con el agua de riego en forma de fertirrigación, produce una eficiencia en el ingreso de los nutrientes al suelo casi del 100%, luego pueden ocurrir pérdidas de nutrientes en el suelo pero eso lo discutiremos mas adelante cuando discutamos las salidas de nutrientes en el balance hídrico.





La mejor forma, de aplicar fertilizantes al suelo en forma edáfica, es incorporándola al suelo, para ello, se puede aplicar al voleo, antes del último pase de rastra, o mejor aún, es usar técnicas como la sembradora abonadora de maíz, que entierra el fertilizante en un surco a 5 cm del hilo donde siembra la semilla. En el caso del tabaco y muchas hortalizas se realiza un abonado antes de practicar un aporque al cultivo.





La materia orgánica que se aplica para mejorar las propiedades físicas del suelo, por lo general contiene nutrientes que estarán disponibles para las plantas, en la medida en que ocurra la mineralización de la materia orgánica.





Es por ello, que en climas fríos o sitios con mucha humedad, no están disponibles con facilidad los nutrientes del abono orgánico, en el mismo ciclo de cultivo en que se aplican al suelo y la técnica funciona más bien como una alcancía, que va liberando progresivamente los nutrientes.





En los climas cálidos, con suelos manejados con buen balance hídrico, se pueden tener disponibles los nutrientes muy rápido, incluso en el mismo ciclo de cultivo.





Para efectos de cálculos del balance nutricional, no se considera como ingreso los nutrientes del abono orgánico, hasta tanto no haya ocurrido la mineralización y estén disponibles para ser absorbidos por las raíces.





Si se desborda un río que contiene sedimentos estos van a incrementar el balance nutricional del suelo que recibe el agua desbordada, es por ello que los suelos de vega son muy fértiles.





El polvo traído por el aire tiende a traer nutrientes, actualmente se acepta que la selva amazónica, desarrolló gran exuberancia, por los nutrientes que durante siglos trajeron los vientos provenientes del desierto del Sahara en África, al ser el suelo árido y estar desnudo en el desierto, se crean tormentas de viento que levantan las arcillas del suelo y que después de un largo viaje, tienden a caer con la lluvia en la selva suramericana, aportando todos los nutrientes que tenían los suelos del Sahara, que terminaron siendo dunas de arena, que al ser más pesadas, no pueden viajar largas distancias con el viento.





La capilaridad, como se describió en el artículo sobre el balance hídrico, ocurre cuando el suelo tiende a secarse en su superficie y sube el agua de las profundidades del suelo en forma capilar, en ese flujo el agua, puede arrastrar nutrientes que previamente estaban disponibles en el subsuelo, pasando a estar disponibles para las plantas. El caso extremo ocurre cuando en lugares muy áridos, el agua capilar arrastra gran cantidad de sales a la superficie del suelo, produciendo gran salinidad, que impide el desarrollo de los cultivos.





El agua de lluvia y el agua de riego, por lo general contienen nutrientes, esto está descrito en el artículos sobre las fuentes de agua, el aporte de nutrientes del agua de riego, debe considerarse para hacer el balance nutricional del suelo o sustrato.





Como anécdota citamos el caso de unos invernaderos, atendidos en nuestro programa de asistencia técnica, que por causas que no discutiremos, se quedó sin flujo de caja, posteriormente se le acabó el inventario de nitrato de calcio y no pudo reponer el inventario, en consecuencia estuvo meses regando sin aplicar nitrato de calcio. Lo normal es que se presentará un gran problema por deficiencia de calcio en los tomates que son muy susceptibles a falta de ese nutriente, la sorpresa es que no hubo ningún problema en ese sentido.





Deficiencia de calcio en fruto por pocas entradas al balance nutricional





La razón es que el agua de riego proveniente de un pozo, contenía suficiente calcio para atender los requerimientos del cultivo, más aún que el problema del inventario de fertilizantes se presentó en la época seca cuando la demanda de agua era muy alta, en consecuencia se aportaba mucho calcio con el agua de riego. Cuando empezó la época de lluvias y disminuyó la demanda de agua, empezó a presentarse la deficiencia de calcio en frutos, pero por suerte la empresa había resuelto su problema de flujo de caja y pudo adquirir rápidamente el fertilizante necesario.





Otro caso presentado en nuestro programa de asistencia técnica se presentó con unos invernaderos regados con agua rica en magnesio, en el primer ciclo no hubo problemas y el rendimiento fue muy bueno, posteriormente el magnesio fue acumulándose en el sustrato y empezó a afectar el tamaño de los frutos, y la productividad se fue abajo, la solución al final fue cambiar el sustrato.





Lo descrito anteriormente es que los nutrientes contenidos en el agua de riego pueden ser una diferencia entre tener una gran productividad o tener perdidas en el cultivo y debe prestarse atención a los nutrientes contenidos en la fuente de agua que se acumulan odisminuyen del balance nutricional del suelo a lo largo del tiempo si aún habiendo pequeños deficits o excesos.





Salidas de nutrientes del balance nutricional del suelo o sustrato.







El consumo de nutrientes de los cultivos depende de la edad y de la productividad esperada, parte de esos nutrientes se consumen para producir hojas, ramas y raíces, por otra parte los nutrientes se consumen para producir frutos.





Los frutos se venden y salen del sistema agrícola, por lo que es una pérdida neta de nutrientes que debe ser repuesta, por otro lado si las hojas y ramas son incorporadas al suelo al finalizar el cultivo, esos nutrientes estarán nuevamente disponibles cuando ocurra la descomposición y mineralización de esa materia orgánica, de lo contratio tambien se produce una perdida de nutrientes por la eliminación de ramas y hojas.





En el estado Guárico en Venezuela, es común meter ganado a pastar en los lotes, después de cosechar el maíz o el sorgo, en este caso la perdidas de nutrientes ocurren por venta de maíz y por venta de ganado, para estimar las salidas no debe considerarse sólo el consumo de los animales ya que parte de esos nutrientes son devueltos al suelo con las excretas de los animales, la perdida de nutrientes ocurre en el animal que se va para la venta, esto hace que debamos considerar niveles de fertilización más intensos que si solo producimos maíz o sorgo.





En el caso de los invernaderos es común retirar todo el follaje y en algunos casos las raíces del medio de cultivo, por lo que eso representa una pérdida neta de nutrientes. En la agricultura orgánica se busca reciclar este material extraído y se vuelve a introducir al sistema una vez descompuesto por compostaje, cría de lombrices, etc.





En el caso de la agricultura convencional en invernaderos, deben reponerse todos los nutrientes extraídos en la venta de la cosecha y la eliminación del follaje mas raíces.





En el caso de la agricultura ecológica, deben reponerse los nutrientes extraídos por la cosecha, los cuales son vendidos y salen del inventarios nutricional del sistema, esto nos indica que no son sistemas cerrados autosustentables, siempre debemos agregar nuevos nutrientes provenientes del exterior, al sistema, para que el mismo mantenga su balance nutricional. Esta reposición no se hace con fertilizantes inorgánicos sintéticos, más bien se prefieren estiércoles o material compostado.





La salida por consumo de nutrientes por el cultivo se puede estimar a lo largo del ciclo productivo, tal como se describe en el artículo sobre fases de desarrollo y en el caso de hacer la fertirrigación se puede hacer coincidir las entradas con las salidas para mantener el balance estable, siendo esta la principal salida del sistema en un cultivo bien conducido, por eso debemos ir aumentando progresivamente la cantidad de fertilizante que se le aplica al cultivo a lo largo de su vida.





Las malezas también consumen fertilizante y compiten con el cultivo, ideal es mantenerlas bajo nivel de incidencia de malezas, en el artículo sobre el factor limitante se describe que una forma de mantener las malezas controladas, la cual consiste en hacer un abonado justo para el cultivo, para que las malezas no consigan nutrientes para producir un crecimiento exuberante. El uso de herbicidas y métodos manuales o mecánicos de control también son útiles para que las malezas no se consuman los nutrientes del cultivo produciendo mermas en el rendimiento.





La erosión tanto hídrica como eólica, producen perdidas de nutrientes de los suelos, induciendo a la desertificación, todas las medidas que se puedan tomar para evitar esos problemas, en especial en suelos con mucha pendiente, son convenientes, en todo caso mantener el suelo cubierto de vegetación, es la mejor forma de frenar la erosión. Posteriormente, haremos un artículo sobre este tema. Volviendo al balance nutricional, indicamos que esta es una importante pérdida de nutrientes para suelos de cultivos a campo abierto y es despreciable para cultivo en invernaderos.









La lixiviación, se produce cuando hay riegos en excesos o lluvias prolongadas, el agua tiende a infiltrar y saturar de agua el perfil del suelo, llenando los macro y microporos de agua. Cuando el suelo tiene buena porosidad, el agua profundiza hasta las capas profundas del suelo, quedando fuera del alcance de las raíces, en ese movimiento del agua se desplazan nutrientes disueltos que salen del sistema y dejan de estar disponibles para la planta, bajando el saldo del balance nutricional.





Hay nutrientes, como el nitrógeno en forma de nitratos, los más propensos a ser desplazados, luego iones como el potasio y finalmente el calcio y el magnesio.





Cuando la lixiviación es muy intensa se producen suelos ácidos ricos en aluminio que es el elemento mas difícil de desplazar en la lixiviación. La lixiviación en cultivos de campo abierto contamina las aguas profundas en el subsuelo.





En los sustratos de los invernaderos, la lixiviación sale en forma de agua de drenaje, que tiende a contaminar ríos, lagos y mares, recomendamos leer el artículo sobre impacto ambiental de los invernaderos donde se discute ese tema a profundidad. Muchos nutrientes costosos utilizados en los invernaderos, se pierden por esta vía y reducir la lixiviación es una forma de mejorar la rentabilidad de los invernaderos. Por otro lado producir lixiviación a propósito, es una forma de corregir desbalances nutricionales, por diferencias en la tasa de absorción de nutrientes.





La fijación de nutrientes por las partículas de suelo es un tema que le interesa a los estudiosos de la edafología, que no describiremos en este documento, por considerarlo poco relevante al tema que estamos tratando.





La volatilización si es importante conocerla, porque ocurre en tres escenarios, el primero fue descrito cuando hablábamos de la urea aplicada como fertilizante, las otras dos ocurren dentro del suelo o sustrato.





Un suelo o sutrato con pH alto, puede transformar los nitratos en amonio y posteriormente en amoníaco perdiéndose por volatilización, para prevenir esas pérdidas hay que controlar el pH del suelo o sustrato, mantenerlo entre 6 y 7 en el caso del suelo o sustratos orgánicos y mantenerlo entre 5,5 y 6 en el caso de sustratos inertes como el aserrín de coco o la perlita.





La segunda perdida dentro del suelo o sustrato, ocurre en condiciones de exceso de agua y falta de oxigeno, en esos casos los microorganismos reducen el nitrato a nitrito y posteriormente a nitrógeno molecular, que se volatiliza perdiendo la disponibilidad de este nutriente en el suelo. El riego por goteo, tanto fuera como dentro de los invernaderos es relevante ese problema, especialmente en la zona del bulbo húmedo, que permanece totalmente saturado de agua.





El balance nutricional y el software de fertirriego.







El software de fertirriego desarrollado por Agro tecnología tropical, considera aspectos relevantes del balance nutricional, para gerenciar el fertirriego de los cultivos, no consideramos todos los factores, por lo descrito en el artículo sobre modelos matemáticos que recomendamos visitar, por lo que este modelo tiene posibilidades de error, que deben ser corregidos por evaluaciones del agricultor en el campo, pero que los mismos son mínimos, en comparación a hacer los cálculos en forma manual o por estimaciones visuales.





Entre las grandes ventajas, es almacenar los abonos edáficos aplicados y descontarlos de los requerimientos de los cultivos a lo largo del ciclo de cultivo, para indicar cuándo empezar a aplicar abonos vía fertirriego.





Un abono orgánico puede ser analizado por un laboratorio y al introducir esa información al sistema, el software estimará cuanto está disponible para el cultivo a lo largo del ciclo.





El balance hídrico de lixiviación versus ascenso capilar tiene influencia en el balance nutricional.





El aporte del agua de riego es descontada de los requerimientos de fertilización, cuando hay excesos, es decir que la cantidad de un nutriente contenido en la fuente de agua de riego es superior a la demanda del cultivo emite un alerta y almacena ese excedente para consumos posteriores, si supera cierto umbral emite alertas de riegos excedentarios para inducir lixiviación.





En el riego por aspersión acumula la demanda de nutrientes en los dias en que usted no riega, esperando el punto óptimo de humedad para regar y luego le indica cuanto consumió el cultivo en ese período, para que usted reponga ese deficit vía fertirriego, sin dejar aumentar mucho la conductividad eléctrica del agua de riego, para no producir quemado en el follaje. Si usted no logra incorporar todos los nutrientes y se llega a un umbral crítico, el software le sugiere hacer una fertilización edáfica para reponer todo el fertilizante que no se incorporó vía fertirriego.





Cuando hay excesos de nitrógeno en el balance nutricional, se estiman perdidas por volatilización y desnitrificación.


Leer Completo...

Calidad de tomate en invernadero


Con frecuencia se culpa a la " œpresión de las raíces"  de muchos problemas en la calidad de frutos del tomate. Sin embargo, lo que en realidad constituye una combinación peligrosa es la presión radicular, actuando a la par que la producción de asimilados y la absorción de nutrientes.



Estos tres factores trabajan con la planta resultando en la conducción de agua hacia los vasos leñosos conductores de agua (xilema). Cuando estos procesos están desequilibrados, surgen problemas con la calidad del fruto, tales como microagrietamiento, agrietamiento, rajeteo o reventón y pudrición apical.





Microagrietamiento, reventón y pudrición apical



Microagrietamiento o desarrollo de grietas pequeñas y finas en los hombros del tomate cuando está casi maduro, así como agrietamiento y reventón son el resultado del ritmo de crecimiento de fruto incontrolado, o hinchazón, al final del día, próximo al anochecer.



En el caso de presentarse estos problemas, el fruto, al estar próximo a la maduración, comienza a hincharse más rápido (el agua es presionada hacia el interior del fruto) que lo que permite la elasticidad de la piel. La piel del fruto maduro ha perdido su capacidad de estirarse en respuesta a los cambios en el tamaño interno del fruto.



La pudrición apical se produce durante los primeros 12 a 14 días después de la polinización de la flor. En este caso, el fruto joven se desarrolla más rápido que los vasos internos conductores de agua y portadores de calcio. Cuando esto ocurre, las células del extremo apical no reciben calcio suficiente y como resultado estas células no se aglutinan entre sí lo suficiente y comienzan a romperse. Esto conduce al característico ennegrecimiento en el extremo del fruto.



En todos estos problemas de calidad, el fruto crece o se hincha sin control. Se ha perdido el equilibrio en cuanto a los procesos que tienen lugar en el interior del fruto. ¿Cuáles son los factores externos que contribuyen o causan estos problemas de calidad? Factores externos " ” el ambiente " ” es algo en que el productor puede influenciar y controlar.



Factores de riesgo



La absorción de agua por las raíces está influenciada por tres factores:



1. Transpiración. La transpiración a través de las plantas es el resultado de la entrada de agua por las raíces y la salida a través de las hojas influida por el Déficit de Presión de Vapor (DPV) entre el aire y el interior de las hojas. La transpiración del agua a través de los estomas de las hojas hacia la atmósfera ocasiona una presión negativa en las raíces. El agua es impulsada hacia arriba por las raíces a través del xilema de la planta. Cuanto más alto sea el DPV, más fuerte jala la atmósfera el agua de las hojas. Este arrastre de la atmósfera puede ser favorecido por la velocidad del aire sobre la superficie foliar (p.ej. como resultado de utilizar ventiladores de tiro o escape de gases). La velocidad del aire a través del follaje de la planta y por tanto sobre las hojas, debería ser inferior a 0.5-1.5 m/s. La ventilación natural es un método mucho menos agresivo de enfriamiento. La transpiración a través de las hojas, influida por el DPV es el factor principal en el movimiento de agua en el interior de la planta y del fruto. Por tanto, el término " œpresión foliar"  podría ser más apropiado. Pero, ¿cuánta presión existe en los vasos conductores de agua? Para ponerlo en perspectiva, la presión en los vasos conductores de agua de una planta durante un proceso de alta evaporación es de unos 200 kPa, similar a la presión de las llantas de su automóvil.



2. Producción de asimilados.La producción de asimilados (creación de azúcares por la planta durante la fotosíntesis), particularmente en días soleados, también contribuye a la toma de agua. Al final de un día soleado hay más asimilados disponibles en la planta, lo cual conduce a mayor absorción de agua. Los productores no tienen mucho control sobre la producción de asimilados, pero debemos comprender su función en el proceso, aunque no podamos prevenir que ocurra.





PREVENGA PROBLEMAS DE CALIDAD DE FRUTOS



" ¢ No reduzca la CE de la alimentación durante las horas más soleadas del día. En vez de ello, incremente la frecuencia de los ciclos de riego y mantenga la misma CE en el sustrato. Esta medida conlleva el beneficio adicional de aportar más oxígeno al sustrato a través de un incremento en el volumen de drenaje alcanzado.



" ¢ Aplique volúmenes de riego menores (15-20% menos por gotero que por la mañana, durante las horas más cálidas y soleadas del día. Esto producirá el efecto de guiar a la planta en una dirección vegetativa. Sesiones frecuentes y cortas de riego producen influencia vegetativa en el cultivo.



" ¢ Aumente el número de tallos/m2 en el invernadero, de manera que las plantas puedan enfriarse a sí mismas, e incremente el nivel de humedad en el invernadero. Al haber más plantas, existe mayor potencial de enfriamiento, más sombra sobre el sustrato y ritmos de evaporación menores. La densidad de tallos óptima para una variedad de tomate bola en invernadero sin aporte adicional de CO2, es de aproximadamente 2.8 a 2.9 tallos/m2.



3. Absorción de nutrientes. La absorción de nutrientes durante el día, y sobre todo hacia el final del mismo, es un proceso pasivo en el cual la planta absorbe agua para mantener su equilibrio hídrico, y al hacer esto, absorbe nutrientes. A través de una combinación de altas temperaturas y una baja CE en la zona de la raíz, la absorción activa de agua por la planta se conseguirá más rápido y por ello las reducciones de CE basadas en intensidad luminosa pueden conducir en ocasiones a problemas con la calidad del fruto. En consecuencia, luz, temperatura en la zona de la raíz y CE trabajan conjuntamente para producir un incremento en la absorción de nutrientes, lo cual conduce a un incremento en la absorción de agua hacia el interior de la planta, y lo que es más importante, hacia el interior fruto.



Errores de manejo



En ocasiones el productor reduce la CE en la solución nutriente durante las horas más soleadas y cálidas del día. Esto coincide con la hora del día en la que se aporta mayor cantidad de agua, lo cual podría a su vez reducir la CE.



Como resultado, la CE total en el sustrato podría resultar significativamente reducida, y en consecuencia, al final del día, cuando la mayor cantidad de asimilados está disponible para la planta y la temperatura del sustrato es más alta, el valor de CE está en su nivel más bajo. Por ello, la absorción de la planta ocurre muy rápidamente. Y en consecuencia el fruto se hincha y agrieta, o desarrolla pudrición apical. La fuerza impulsora tras la absorción de agua por la planta y el fruto, es una combinación de evaporación por las hojas, producción de asimilados y absorción de nutrientes. Cuando estos factores trabajan a la par, se produce la llamada " œpresión de las raíces."  La contribución de las raíces mismas a la presión total en los vasos conductores de agua es probablemente muy pequeña.


Leer Completo...

Aprende sobre el cultivo en casa sombra


Las casas sombra son estructuras similares a invernaderos cuya función principal es crear condiciones apropiadas para el cultivo, en un clima que ya favorece el desarrollo del mismo. Adicionalmente permiten a productor reducir el daño que provoca la radiación directa sobre el cultivo.



Este sistema de producción de cultivo protegido que muestra un crecimiento anual de cerca del 20% en México, utiliza los mismos criterios técnicos que se utilizan para producir en invernaderos; sin embargo, se diferencia de éstos en el techo, ya que sólo tiene una malla como cubierta, y en el diseño de las estructura, ya que utiliza cablería para soportar las mallas.



¿En qué coinciden los invernaderos y las casas sombras?



La protección contra insectos es igual en ambos sistemas.



En ambas instalaciones se pueden colocar foggers.



Ambos sistemas protegen contra los granizos.



Se pueden instalar el mismo diseño de fertirriego, entre otras cosas.



¿Dónde se sugiere instalar una casa sombra?



Para poder instalar este sistema de producción en su región debe conocer las condiciones climáticas " ” y a partir de ahí " ” decidir si vale la pena o no establecerlo. El primer paso es analizar cuántos milímetros de lluvia caen; si pasan de 800 mm distribuidos en todo el año, la sugerencia es que no las instale. Si los 800 mm se concentran en ciertos meses, debe programarse la siembra cuando las lluvias no hagan daños a los cultivos.



¿Qué sistema de cultivo puede utilizar?



Puede utilizar cualquier sistema de cultivo, que va desde hidroponía hasta el mismo suelo como sostén del cultivo.



Criterio de cultivo. Mis sugerencias para sembrar tomate y pepino es que sea una estructura reforzada. Sin embargo, si el productor sólo desea producir pimientos, la estructura puede ser semirreforzada. En mi opinión, si el productor va a hacer una inversión, debería hacerla de una vez con las características que soporte cualquier cultivo, permitiéndole adaptarse a los continuos cambios de demanda del mercado.



Medidas adecuadas. Existen varias cuadrículas cuyas ofertas se adaptan a las necesidades del productor; no obstante, deben ser cuidadosos, ya que por querer buscar lo barato, al final podria salirles más caro. Sugiero que utilice una cuadricula de ocho metros por seis metros. Con estas medidas asegurará que la estructura sea más fuerte, estable, evitando tensar cables a cada año. Un punto importante es que los esquineros deben ser fuertes y que provean bastante soporte, porque en esas áreas se concentra mucha fuerza y sostén.



Materiales sugeridos para una casa sombra reforzada



Tubo redondo en bandas de dimensiones 3.5"  cal. 12 galvanizados.



Tubo redondo en frontales de dimensiones 3.5"  cal 12 galvanizados.



Tubo redondo en interiores de 3.0"  cal. 14 galvanizados.



Tensores al suelo de 2 ejes en bandas.



Esquineros con Poste cuadrado de dimensiones 4"  x 4"  cal 12 galvanizados



Cordón de 5/16"  para el tensado de tirantes.



Cordón D de 5/16"  en todo el perímetro de la instalación.



Trenza de ¼" . para líneas de lomeras.



Cordón de 5/16"  en líneas transversales del soporte de cultivo.



Alambre acerado cal 9 para líneas de carga de cultivo.



Cordón de 1/4"  para sujeción de poly grap en canales. (Opcional)



Cordón de 3/16"  para zigzag en líneas interiores.



Retenciones de1/4 y 5/16"  para unión de trenzas y cordones.



Carracas tipo tensor galvanizada de varilla de 5/8 x 1.40 de longitud



Carracas dobles en laterales, dos en los postes donde lleva el soporte de cultivo y una en el otro poste.



Carracas dobles en frontales, en los postes que van a la canal dos por cada poste y en los otros una por cada poste.



8 líneas de alambre para entutorado por capilla.



Cubierta en techos: Malla 16 x 10. Color cristal.



Cubierta en laterales y frontales: Malla 20 x 10. Color cristal



Concreto para soportar tubería



Se sugiere que al realizar los hoyos para instalar la tubería, se llene de cemento sólo el hoyo, sin pasar del ras del suelo, ya que se ha demostrado que cuando subimos del ras del suelo, los tubos, al tener movimiento, rompen el cemento.



Además, el agua del rocío o de la lluvia se acumula dentro de ese concreto exterior, contribuyendo a la oxidacion progresiva de los tubos y dismuyendo su vida.



Casa sombra frente a invernadero



Dado que en la casa sombra el techo suele ser de malla, si llueve queda desprotegido, convirtiéndose en un problema para el cultivo.



Si hace frío, sólo puede proteger los laterales y muy levemente el techo.



En relación a la producción por área " ” según mis análisis " ” se logra conseguir entre el 80 y 90% de lo que se produce en un invernadero; sin embargo, esto depende de las condiciones climáticas y del manejo de cultivo.



En el invernadero, el productor puede controlar el clima, adaptándole accesorios, logrando mejores resultados. Este sistema de control climático no se hace posible en casa sombra.



Existe mejor ventilación natural en una casa sombra que en un invernadero.



Muchas veces la luminosidad en las mallas es mejor que en los invernaderos.



El costo de la inversión en casa sombra por m2, es muy bajo comparado con los invernaderos.


Leer Completo...

data:olderPageTitle