Cómo hacer un invernadero de tubos pvc

Este año, en nuestra ciudad  al parecer será un año lluvioso y frío, por lo que hemos decidido compartir con ustedes una forma para proteger nuestras plantas del huerto de manera rápida, económica y muy fácil de hacer. Para ello vamos a crear un invernadero con materiales fáciles de conseguir y muy económicos. Normalmente losinvernaderos son difíciles de hacer o son muy costosos, pero en este caso vamos a enseñarles a hacer un invernadero de tubos pvc para nuestros huertos urbanos o huerto en macetas.
Para realizar un invernadero de 150 x 75 cms necesitaremos:
Materiales
  • 4 tubos de PVC de 3 mts c/u
  • 2 tubos de PVC de 3 mts c/u flexible (como para curvar)
  • Adhesivo para PVC
  • 4 Codos de PVC
  • 8 Tees de PVC
  • 1 Cruz de PVC
  • 2 mts de plástico
  • Amarras plásticas
invernadero-pvc
PASO 1 / para crear la estructura de el invernadero
Medimos los tubos de pvc para hacer  cortes  de las medidas que necesitemos. Recomendamos hacer cortes con una sierra o la herramienta especial para cortar tubos de pvc. Tienen que fijarse que las 2 estructuras base laterales sean de la misma medida. Es clave medir correctamente los trozos de tubo para hacer nuestro invernadero de tubos pvc para nuestro huerto urbano.
Es recomendable hacer un pequeño boceto de nuestro invernadero de tubos pvc en un papel o en la computadora para tener una idea de la cantidad de trozos de pvc a ocupar o de los materiales necesarios.
invernadero-pvc_2

PASO 2 / preparar nuestras partes para el invernadero
Tomamos los tubos de pvc ya medidos y cortados, los limpiamos muy bien. Tomamos un trozo de lija para madera o metal y raspamos cada punta de nuestros tubos hasta dejar muescas. Esto se hace para que sea más fácil de introducir en los otros componentes del invernadero de pvc y también para que el pegamento adhiera de manera correcta en cada pieza.
invernadero-pvc_3


PASO 3 / uniendo los componentes de las esquinas
En este paso vamos a empezar a armar nuestro invernadero de tubos pvc. Vamos a partir uniendo los codos y Tees de pvc con pequeños trozos de tubos de pvc de 4 cm aproximadamente (estos trozos tienen que ser lijados como lo vimos anteriormente y se muestra con un color celeste más claro el que va embutido entre el codo y la tee de pvc ). Unimos cada parte, recordando dejar la Tee de pvc mirando hacia arriba, como lo vemos en la imagen.
invernadero-pvc_4

Hacemos lo mismo con los otros tubos de pvc, codos y Tees (como lo vemos en la imagen). Fijarse que las 4 esquinas de nuestro invernaderodeben formar una especie de rectángulo al ponerlas juntas.
invernadero-pvc_5

PASO 4 / uniendo los componentes laterales
Unimos los tubos seleccionados para los laterales con las Tees de pvcal igual que lo hicimos en el paso anterior de nuestro armado de un invernadero de tubos de pvc para nuestro huerto urbano.
invernadero-pvc_6

PASO 5 / uniendo las partes de nuestro invernadero para huerto urbano sin pegamento
Como vemos en la imagen,  tenemos todos nuestros componentes de nuestro invernadero de pvc. Probamos sus uniones  SIN PEGAMENTO y armamos la estructura de el invernadero para ver si todo queda bien.
invernadero-pvc_7



PASO 6 / uniendo las partes de nuestro invernadero para huerto urbano con pegamento
ATENCION!! Ahora vamos a utilizar pegamento en nuestras uniones. Una vez probado nuestro invernadero y que todo calce bien, desarmamos todo y vamos pegando parte por parte.
El método de pegado debe ser muy rápido ya que una vez unidas las partes, este pegamento se seca muy rápido y cuesta muchísimo poder rectificar si algo salió mal. Se procede a poner una cantidad pequeña de pegamento en cada extremo de los pvc rectos en la zona donde lijamos anteriormente y se embute en cada codo o cada tee de pvc (cuidado que seca rápido)
Consejo: En nuestro caso personal recomendamos poner pegamento a las uniones de las esquinas, los laterales y la cruz de el techo, ya que así podemos desarmar nuestro invernadero para guardarlo de mejor manera y así no ocupa tanto espacio en el verano cuando ya no lo ocupamos.
invernadero-pvc_8

invernadero-pvc_9
PASO 7 / poniendo la cubierta de plástico
Como primera parte al colocar nuestra cubierta que servirá para hacer elefecto invernadero en nuestras plantas de nuestro huerto urbano, pondremos el plástico previamente cortado a la medida de nuestra estructura poniendo cuidado de dejar por lo menos 10 cm de sobra para cada lado en los laterales para poder doblarlo y cerrarlo. También poner atención para las partes delantera y trasera dejar suficiente plástico para cerrar cada parte de nuestro invernadero de pvc.
invernadero-pvc_10

Una vez puesto el plástico, procedemos a utilizar las amarras plásticas haciendo un pequeño corte en el plástico para introducir la amarra, agarrando el tubo de pvc en conjunto con el plástico. Recomendamos cortar las puntas de los sobrantes de cada amarra.
invernadero-pvc_11


PASO 8 / probando nuestro invernadero de tubos pvc
Felicitaciones!  ya tenemos un pequeño invernadero muy fácil de hacer, económico y escalable, ya que si bien en este tutorial hicimos un invernadero pequeño, este se puede escalar a uno de mayor tamaño llegando incluso a medir 2 metro de altura.
Te invitamos a compartir este artículo.
Leer Completo...

Recomendaciones para manejar el nitrógeno en tus pimientos


Después del agua, el nitrógeno (N) es el nutriente que limita con más frecuencia la producción de cultivos. Esto se debe a que las plantas requieren cantidades relativamente altas de N y su disponibilidad es dinámica en los suelos, existiendo muchas oportunidades para que se pierda durante y entre cada ciclo agrícola.



Las pérdidas de N de los campos (a través del lixiviado o cuando es liberado a la atmósfera) no sólo dañan el medio ambiente, sino que pueden dañar las utilidades de las operaciones agrícolas.



En comparación con los fertilizantes N sintéticos; las fuentes de este producto básico generalmente tienen bajas concentraciones de nitrógeno y disponibilidad más limitada durante el primer ciclo agrícola después de ser aplicado al suelo. En consecuencia, es más difícil introducir grandes cantidades de N disponible para las plantas usando abonos orgánicos verdes o fertilizantes.



Ésta es una excelente noticia para el medio ambiente, sin embargo, también indica que el N es un producto básico muy apreciado en las operaciones de producción orgánica y por lo tanto se deben tomar las precauciones debidas para asegurarse de que este nutriente acabe en el lugar y el momento deseados. Los cultivos de cobertura pueden ayudar a cumplir con este objetivo.



Cultivos de cobertura



Los cultivos de cobertura proporcionan muchos servicios en la producción agrícola, desde supresión de maleza hasta control de erosión. El buen desempeño de un cultivo de cobertura dependerá del equilibrio que exista entre sus diferentes funciones y las principales metas del productor. Los servicios que pueden proporcionar los cultivos de cobertura relacionados con el manejo de N incluyen absorber el N residual de los suelos, fijar nuevas fuentes de la atmósfera y liberar N fijo o reciclado a los cultivos.



El generar materia orgánica en los suelos por medio de cultivos de cobertura siempre ayuda a mejorar la fertilidad del N a largo plazo. Las principales metas de manejo de N para los cultivos de cobertura se pueden dividir en reducción de pérdidas de N cuando los suelos estén en barbecho, y aumento en la disponibilidad de N para los cultivos, durante el ciclo de crecimiento.



Recomendaciones de nitrógeno



Los cultivos hortícolas tienen distintos requerimientos de nitrógeno (N). Algunos requieren muy poca cantidad de N (rábanos y camotes) sólo siendo necesario aplicarles menos de 68 kilos de N por hectárea en todo el ciclo agrícola.



No obstante, la mayoría de las hortalizas requieren cantidades moderadas de N que fluctúan entre 68 y 135 kg/ha.



Las hortalizas que tienen una demanda alta de N (maíz dulce, papas y tomates) pueden beneficiarse al recibir más de 135 kg/ha. Pero, ¿cuánto N proviene de la materia orgánica de suelos autóctonos?



Depende de varios factores, incluyendo el tipo de suelo y cuánta materia orgánica contiene ese suelo. Sin embargo, la mayoría de los suelos carecen del N que requieren los cultivos hortícolas. El acumular materia orgánica en los suelos a lo largo del tiempo, ayudará a aportar más N en el futuro.



Sin embargo, siempre se requiere alimentar a los cultivos con N orgánico fresco (mediante cultivos de cobertura, composta y fertilizantes orgánicos), antes o durante la etapa de crecimiento, sobre todo para las hortalizas con alta demanda de N.



Reducción de pérdidas



El N es un nutriente muy propenso a perderse cuando los suelos están calientes, húmedos y yermos. Estas épocas ofrecen una excelente oportunidad para considerar incluir cultivos de cobertura en su sistema de rotación, a fin de capturar N. Por lo general, especies de zacate son los mejores agentes de captura, aún cuando las especies de la familia de las brasicáceas (mostaza y rábano oleaginoso) pueden ser opciones efectivas. Las leguminosas también buscarán N, pero son menos efectivas que otras especies vegetales no leguminosas.



Aumento de disponibilidad



El nitrógeno de los cultivos de cobertura se vuelve disponible para los cultivos vegetales a través de la actividad de los microbios del suelo que descomponen los residuos.



Los cultivos de cobertura a base de leguminosas son una fuente importante de fertilidad con base N, ya que pueden fijar este nutriente de la atmósfera, proporcionando una fuente de un " œnuevo"  fertilizante N disponible para las plantas.



El nitrógeno capturado del suelo por los cultivos de cobertura de leguminosas puede contribuir a aumentar la disponibilidad de N para cultivos subsecuentes; dependiendo de la calidad del material residual.



Cuando los microbios descomponen los residuos de cultivos de cobertura que contienen menos del 2% de N (la mayoría de los zacates), el N disponible en el suelo podría ser inmovilizado por los microbios y por lo tanto se perdería su disponibilidad para ser utilizado por el cultivo a corto plazo.



Por otro lado, los residuos de cultivos de cobertura con más de 2% de N (especies de legumbres y de la familia de la mostaza), por lo general incrementan el N disponible al descomponerse.



Manejar la fertilidad de nitrógeno a partir de estos residuos de cultivos de cobertura de " œalta calidad"  requiere comprender cuándo y cuánto N disponible se tendrá.


Leer Completo...

Protege tus tomates de la Cenicilla polvorienta


Descripción de Cenicilla polvorienta



Esta enfermedad es causada por varios agentes entre los que destacan Leveillula taurica, Erysiphe orontii y Oidium lycopersicum.



L. taurica es un parásito de desarrollo seminterno cuyos conidióforos salen al exterior a través de los estomas. Se manifiesta en climas cálidos y semiáridos, y posee un amplio rango de hospederas. E. orontii se manifiesta en regiones templadas y tropicales. O. lycopersicum es un hongo de forma apresoria, con morfología de conidia y conidióforos, que afecta a cultivos de campo abierto e invernadero. Posee un amplio rango de hospederas, entre las que se encuentran solanáceas y cucurbitáceas.



Manejo de la enfermedad



En control preventivo y técnicas culturales se recomienda la eliminación de malezas y restos de cultivo, así como utilización de variedades resistentes y trasplantes sanos. Puede practicarse control químico con fungicidas. El control de manejo integrado en invernadero es un área particularmente compleja en esta enfermedad.



Síntomas y daño al cultivo



Los síntomas de cenicilla por L. taurica son manchas amarillas en el haz que se vuelven necróticas en el centro, observándose un fieltro blanquecino en el envés. En caso de fuerte ataque, la hoja se seca y se desprende.



Las solanáceas silvestres actúan como fuente de inóculo. Se desarrolla a 10-35ºC con un óptimo de 26ºC y humedad relativa del 70%.



En el caso de O. lycopersicum se muestra micelio superficial de color blanco con ocasionales bordes amarillos en las hojas y tallos, amarillamiento, desecación, necrosis y defoliación.


Leer Completo...

data:olderPageTitle