Estimación de costos de producción de tomate en invernadero


La superficie total de invernaderos y macrotúneles en el mundo ronda 1,600,000 hectáreas, concentrándose el 80% en el este asiático [Espi et Al., 2006]. La otra gran área de concentración es la zona mediterránea, con un 12% de la superficie mundial. México por su parte, contribuye con el 0.78%, de la superficie mundial [Banco de México, FIRA], EUA con el 0.69 % y Canadá con el 0.03 % de la superficie mundial.

En los países desarrollados, el principal costo de cultivo en invernaderos es la mano de obra, que se ha incrementado. El costo de la mano de obra es significativo, pero no es comparable entre los países, puesto que el salario es diferente.

México cuenta con mayor superficie cubierta y mayor crecimiento que ha tenido en los últimos años, mientras que EUA y Canadá han frenado su crecimiento por el incremento en costos de mano de obra y combustibles y, por supuesto por la pérdida de rentabilidad derivada de la oferta mexicana.

Hoy día, es una necesidad vital conocer el tamaño, localización y estacionalidad de la oferta de los productos de invernadero y contrastarlas con las mismas variables de la demanda a fin de tomar las mejores decisiones para el desarrollo competitivo de la agricultura protegida en México.

A base de prueba y error se ha desarrollado una buena experiencia nacional para la selección de sitios, tecnologías y comercialización, lo cual está mejorando el desempeño de las unidades productivas e incrementando su competitividad en el ámbito regional, poniendo presión a sus competidores del resto de Norteamérica en relación con la tendencia de productores y distribuidores por encontrar la relación más rentable de ubicación, tecnología y alianzas estratégicas para satisfacer las demandas del mercado en diferentes estaciones del año. Es oportuno mencionar que existe un movimiento de firmas estadounidenses y canadienses por venir a producir en México y/o a hacer alianzas.

El objetivo del presente trabajo es el análisis de costos de producción y la rentabilidad en agricultura protegida como oportunidad de negocio.

Análisis de rentabilidad en agricultura protegida

En México se vienen haciendo fuertes inversiones privadas y con apoyos públicos para la instalación y operación de algún tipo de agricultura protegida.

La aptitud climática para la instalación rentable de invernaderos y mallas-sombra se define aquí como el potencial agrícola de una región o zona agrícola y se determina por el cruzamiento de las variables climáticas y edáficas con los requerimientos de los cultivos a desarrollar.

Los parámetros del clima mayormente considerados por su impacto en los costos de producción son la temperatura del aire y la radiación solar.

Los dos influyen en los rubros de costos de combustible y electricidad para enfriar, ventilar y calentar y también están estrechamente relacionados con el manejo de la humedad relativa y su asociación con la presencia de plagas y enfermedades en el interior de los invernaderos.

Cada región agrícola debe evaluarse tomando en cuenta la posibilidad de adoptar un sistema de manejo o nivel tecnológico en razón de la situación técnica y socioeconómica de cada productor que le permita prever su inserción rentable en el mercado objetivo.

Para el cultivo de tomate, los rangos de temperatura óptima fluctúan entre 12°C y 28°C. Fuera de esto hay afectación del rendimiento y calidad. Para pimiento morrón los rangos fluctúan, entre 12°C y 30°C. El rango para otras hortalizas cucurbitáceas (melón, pepino, calabacita, sandía) es entre 15°C y 35°C. Fuera de estos rangos se incurre en gastos para calefacción o enfriamiento, lo que impacta directamente en los costos fijos y variables.

Nivel tecnológico y perfil empresarial del inversionista

De manera convencional se definen los siguientes niveles tecnológicos:

• Tecnología baja: se basa en prácticas agrícolas de bajo nivel técnico-cultural, con bajas aportaciones para capital, para la instalación y operación de los invernaderos y cultivos; predomina el trabajo manual familiar.

• Tecnología media: se basa en prácticas agrícolas de nivel tecnológico mediano, modesto aporte de capital y de aplicación de resultados de investigación en el manejo, mejoramiento y conservación de las tierras y el cultivo establecido.

• Tecnología alta: se basa en practicas agrícolas que reflejan un alto nivel tecnológico aporte intensivo de capital y aplicación de resultados de investigaciones en el manejo, mejoramiento del clima interior y cultivos; mucha automatización. Los tipos de inversionistas identificados son:

• Capacidad empresarial baja: productores agrícolas a bajo nivel en campo y que están migrando a la producción en invernadero.

• Capacidad empresarial media: inversionistas sin experiencia en la agricultura, aprovechan subsidios y financiamiento.

• Capacidad empresarial alta: inversionistas con negocios en otras actividades, con recursos económicos y poca experiencia en la agricultura protegida.


En cuanto a las características de los invernaderos, están en su primer y segundo año de operación, y por lo tanto sus propietarios están en plena curva de aprendizaje. Casi todas las empresas tienen proyectos de expansión, y la mayoría ya se anticiparon ala construcción de infraestructura de oficinas y empaque.

La escasa experiencia de los inversionistas y/o falta de personal técnico competente ha provocado un impacto negativo en los rendimientos esperados. Aquellos invernaderos que cuentan con certificación en buenas prácticas agronómicas y buenas prácticas de manejo, alcanzan a exportar el 80% de su producción en tomate bola, es empacado en cajas de 15 kg, y el excedente a granel para el mercado nacional.

La fuente de agua para riego son pozos profundos a fin de asegurar su abasto en oportunidad y cantidad. Las fuentes de financiamiento van desde recursos propios, crédito nacional e internacional, apoyos gubernamentales y de fundaciones privadas. Destaca la aportación de los empresarios hasta en un 50% del total de la inversión.

La presente investigación, se realizó en el área de influencia del municipio de Tulancingo, estado de Hidalgo. Sus coordenadas geográficas son: 20° 04’ 53”, latitud norte y 98° 22’ 07”, longitud oeste del meridiano de Greenwich y a una altura sobre el nivel del mar de 2,400 m. Se encuentra ubicado a una distancia de 46 km de la capital del estado.

Costos de producción de tomate en invernadero de diferentes tecnologías


Análisis de rentabilidad y competitividad



Resultados del estudio indican que las empresas de tecnología alta mejoraron bastante sus rendimientos y su eficiencia operativa con lo que se elevó su rendimiento sobre sus activos que ahora son del 16% y están estabilizadas. Las condiciones agronómicas que atendió fue un manejo climático y nutricional por un experto en nutrición vegetal con lo cual se alcanzó un rendimiento de 535 t/ha y 86% de calidad exportable, propia del nivel de tecnología e inversión.

En las empresas de tecnología media, la suma de los costos por mano de obra, empaques, fletes, comercialización y fertilizantes se ubican en un rango de 60% a 75% de todos los costos variables.

En cuanto a las áreas a considerar para mejorar su competitividad, las empresas reconocen que tienen fallas técnicas en el manejo del cultivo, pero también en el manejo y diseño de sus invernaderos. Están ofreciendo un producto diferenciado a un segmento de mercado de tomates en racimo y cherry respectivamente y en última instancia, tienen economías de escala con lo cual reducen sus costos operativos. Para mejorar su posición negociadora como proveedores individuales, deberán buscar su rentabilidad y competitividad mediante asociaciones estratégicas enfocándose en alcanzar economías de escala y elevar sus rendimientos unitarios y la calidad con base en la consultoría con expertos en nutrición vegetal.

Con respecto a las empresas de tecnología baja, se trata de estructuras sencillas que facilitan la ventilación natural y no requieren calefacción, se cultiva directo en el suelo y se obtiene el suministro de agua a presión por gravedad sin necesidad de consumo de electricidad. Se consideran buenos resultados si se toma en cuenta que en estas empresas toda la mano de obra proviene de los socios y sus familias y por consiguiente del costo de este rubro en realidad es un ingreso.